Reflujo gastroesofágico: el papel del By-pass gástrico en su tratamiento

El reflujo gastroesofágico, es una de las más molestas enfermedades que puede padecer la persona.

La sensación de “quemazón” y dolor en el pecho, la acidez permanente, incluso pérdida de voz (afonía), en la garganta y la boca. La regurgitación de los alimentos (subida de alimentos a la boca) al acostarnos o agacharnos recién comidos; incluso la tos nocturna que obliga a utilizar aerosoles (Ventolín â), son algunos de los síntomas que puede dar la enfermedad de reflujo.

El reflujo puede ser primario o secundario.

El reflujo primario es aquel que no está unido a otra enfermedad y que se produce solo por la pérdida de función del esfínter (EEI) que cierra el paso entre el esófago y el estómago, quedando permanente abierto y como consecuencia pasando constantemente los ácidos del estómago al esófago, produciendo inflamación crónica y esofagitis severa que en los casos extremos puede degenerar (Esófago de Barrett)

El reflujo secundario es aquel que la incompetencia del esfínter está provocada o va unida a la hernia de hiato o de estómago. Los síntomas (clínica) y problemas son los mismos que en el primario, lo que cambia es la causa desencadenante (que lo produce)

El método diagnóstico que se ha de emplear es la endoscopia esofagogástrica (con biopsia) PHmetría y Manometría de 24 horas.

Estas pruebas junto a la clínica, nos darán un diagnóstico preciso de reflujo, sus características y su gravedad.

¿Qué tratamiento ha de hacerse?

Desde hace muchos años, diferenciando el reflujo ácido del reflujo alcalino o biliar, se proponía para este último el by-pass  gástrico en Y-de-Roux, con el fin de solucionar el problema desviando la bilis. El éxito estaba asegurado y los resultados lo confirmaron.

Con la gran difusión y estandarización del by-pass gástrico para el tratamiento de la obesidad, se ha aplicado esta operación para el reflujo ácido (el que se produce en el estómago) asociado o no a la hernia de hiato, sobre la base de un estudio publicado en Obesity  Surgery de este año 2012, basado en 33,717 pacientes, del cual transcribimos el resumen:

El papel de la intervención por laparoscopia de la hernia de hiato al mismo tiempo que el by-pass gástrico en Y-de-Roux, sigue siendo discutible. Este estudio tiene como objetivo evaluar la seguridad de la cirugía de la hernia de hiato por laparoscopia conjuntamente con el by-pass gástrico por laparoscopia.

Este estudio realizado con una amplia base de datos, lo ha llevado a cabo La University Health System Consortium (UHC) constituido por un grupo de 112 centros médicos académicos y 256 de sus hospitales afiliados.

Entre octubre de 2006 y enero de 2012 se hizo el seguimiento de 33,717 pacientes a los que se les había realizado un by-pass gástrico en Y-de-Roux y que no padecían hernia de hiato. En ese mismo periodo a 644 pacientes se les reparó la hernia de hiato conjuntamente con el by-pass gástrico en Y-de-Roux por laparoscopia, mientras que a 1,589 se les realizó el by-pass sin repararles la hernia de hiato.

Si se comparan los pacientes a los que se les reparó la hernia de hiato conjuntamente con el by-pass, con los que se les realizó únicamente un by-pass gástrico y que no padecían hernia de hiato, no hubo una diferencia significativa en cuanto a mortalidad, morbilidad, días de estancia, readmisión, o costes.

Tampoco hubo diferencias significativas en estos mismos puntos, entre los pacientes que padecían hernia de hiato y a los que se les realizó un by-pass conjuntamente con la reparación de la hernia de hiato por laparoscopia, con los que se les realizó el by-pass pero sin reparar la hernia.

En conclusión, la reparación de la hernia de hiato conjuntamente con el by-pass gástrico en Y-de-Roux por laparoscopia, se muestra como una opción segura y factible. Estos pacientes no presentaron diferencias significativas en cuanto a morbilidades, mortalidad, días de estancia, porcentajes de readmisión o costes.

Estos estudios deberán tener en cuenta el beneficio que supone la reparación de la hernia de hiato con relación a los síntomas de reflujo y pérdida de peso para los pacientes sometidos a by-pass gástrico en Y-de-Roux por laparoscopia.

Podemos concluir diciendo que el by-pass gástrico es una excelente cirugía para el tratamiento del reflujo gastroesofágico con o sin hernia de hiato. Sobre todo si se asocia a obesidad o sobrepeso.

 

3 Respuestas a Reflujo gastroesofágico: el papel del By-pass gástrico en su tratamiento

  1. Nurys Sosa says:

    Doctor tengo una pregunta, que otra prueba se le puede hacer a un paciente con mis caracteristicas que ya le comente anteriormente, como reflujo gastroesofagico, hernia hiatal, operacion de vesicula y ahora reflujo de bilis con gastritis, ya me han hecho muchas pruebas como el gastric estomag study, el CT-Scan, y me mandaron el PH Metria y manometria pero no pude soportar la sonda que le ponen por la nariz 24 horas, ya me hicieron una endoscopia en Enero de este año ya hace 9 meses, que otra cosa se puede hacer para que desida el cirujano si me opera o no?, muchas gracias. Nurys Sosa

  2. Gaby Ort says:

    Doctor una pregunta, es necesario la cirugía con esofagitis crónica grado II a reflujo?

Deja un comentario